articulo
Planeta Avícola » Conservación » Aprende a reducir el estrés por calor de tus aves de corral

Aprende a reducir el estrés por calor de tus aves de corral

3 Mar, 2021 | Conservación, Cuidados Básicos, Material y equipamiento | 0 Comentarios

Hace ya algunos meses preparamos un artículo sobre cómo prevenir la congelación en tus aves, pues bien ahora y de cara a la primavera y sobre todo al verano queremos hablar sobre técnicas y trucos para evitar y/o reducir el estrés por calor de tus aves de corral 🐓. ¿Te interesa? Pues presta atención que comenzamos:

Técnicas para reducir el estrés por calor de tus gallinas y aves

Al igual que el frío, las temperaturas cálidas extremas originan y ocasionan estrés a nuestros animales. Por ello, es necesario que apliquemos una serie de medidas para paliar las altas temperaturas del corral y reducir el estrés que este puede ocasionar a nuestras aves. Toma nota:

Incrementa los puntos y fuentes de agua

Con el calor las aves aumentarán su consumo de agua 💧, por lo que es más que recomendable añadir e incluir más fuentes de agua en el corral. Esto garantizará el suministro y no tendremos que estar constantemente pasando por el mismo para comprobar que nuestras aves disponen de agua suficiente.

Además, recuerda rellenar de agua fresca todos los bebederos del corral varias veces al día. O instalar un bebedero automático que suministre agua a demanda de consumo.

Presta atención a las sombras

Las sombras en verano son un bien imprescindible. Por lo que préstales la atención que se merecen. De hecho, comprueba los movimientos del sol e incluye zonas de sombra a lo largo de todo el día. Para que independientemente de dónde el sol esté situado las aves encuentren un sitio con sombra donde resguardarse y donde bajar la temperatura corporal por las altas temperaturas.

Haz uso de estas sombras también para poner los comederos y los bebederos en las mismas, de este modo evitaremos que el agua se evapore y que coja temperatura del mismo modo que con la comida.

Estrés por calor en aves de corral.

Añade suplementos

Otra buena opción es añadir electrolitos al agua. De este modo lo que conseguimos es que las aves se sientan estimuladas a beber y repongan de este modo los electrolitos que han perdido como consecuencia del calor.

Sin embargo, no es una buena idea que mediques el agua, ya que a las aves probablemente no les guste el sabor y por tanto reducirán la ingesta de la misma, por lo que conseguiremos el efecto contrario.

Recuerda que en el mercado puedes encontrar suplementos vitamínicos que ayuden a las aves más afectadas por el calor. Por lo que consulta con un equipo especializado o con un veterinario para ver cual es la mejor opción para tus animales.

Pienso

Es habitual que con el calor las aves coman menos cantidad. Por lo para incentivar la alimentación de las mismas es buena idea comprar menos cantidad de pienso y servir raciones más pequeñas.  Así garantizamos la frescura del pienso y ayudamos a que las gallinas y aves de corral aumenten su ingesta de alimentos.

Por otra parte, distribuye los comederos a lo largo de todo el gallinero para que las aves dispongan de alimentos cerca de donde se encuentren sin tener que andar mucho o sin tener que desplazarse. Ya que en las horas más calurosas esto puede ser un problema.

Estimula su alimentación

Otro truco para estimular su alimentación es dándoles de comer a primera hora de la mañana cuando la temperatura aún no es muy elevada. Esto nos ayudará a reducir el estrés de las mismas por el calor exterior.

Puedes aprovechar la hora de la tarde para mantener las luces encendidas 💡 y estimular su apetito, aprovechando que las temperaturas descienden a esa hora.

Utiliza tecnología

Si la temperatura en el gallinero es asfixiante o realmente el gallinero está situado en una zona muy calurosa no dudes en usar y en utilizar tecnología. Es decir, instala ventiladores en el techo y abre las ventanas y las puertas para que circule y corra el aire. De este modo, y pese al calor interior el aire estará en movimiento lo que aliviará la sensación de bochorno.

El calor y las aves de corral.

Evita el apiñamiento

Si buscas reducir el estrés por calor de tus aves de corral evita apiñamientos en las instalaciones. Por lo que:

  • Reduce el número de las mismas en los meses de verano.
  • O aumenta la extensión de las instalaciones.

Por lo cual, nada de confinar a los pollos en zonas apretadas y por supuesto nada de dejarlos en jaulas expuestos directamente a los rayos del sol.

No molestes

Evita perturbar o molestar aún más a tus pollos en las horas más calurosas del día. Esto les generará aún más estrés añadido al que sienten como consecuencia del calor. Por este motivo, déjalas descansar en amplias zonas por ejemplo bajo tordos o lonas.

Añade humedad

Si además de mucho calor nos encontramos ante un clima muy seco, entonces puedes regar el tejado y las paredes del gallinero para disminuir la temperatura y para aumentar la humedad en el mismo.

Evita rociar con agua directamente a los mismo, ya que esto puede aumentar su sensación de estrés y desasosiego y por supuesto, evita en todo momento rociar a los pollitos más pequeños, ya que el agua puede hacer que se enfríen de golpe y de manera abrupta pudiéndoles ocasionar la muerte. Por lo que ten cuidado con el uso del agua a través de una manguera.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

redactor
Planeta Avícola

Las entradas más visitadas