articulo
Planeta Avícola » Sin categoría » Recolección de los Huevos

Hoy queremos centrarnos en la recolección de huevos y en los pasos que hay que seguir para que puedas disfrutar de los huevos puestos por tus gallinas comenzamos.

La cría de gallinas se ha disparado en los últimos meses. Y es que la creciente preocupación por lo que comemos y una conciencia cada vez mayor por el entorno que nos rodea ha llevado a muchos a querer criar sus propias gallinas. Esta tendencia viene más enfocada al consumo de huevos que de carne, aunque en ambos casos, lo que se pretende es tener un mayor control sobre los alimentos que ingerimos.

Los huevos, un alimento muy versátil

Los huevos se caracterizan por ser un alimento sano y saludable. Además, aportan una gran fuente de energía. Por lo que consumir huevos e introducirlos en la dieta, ayudará a que esta sea equilibrada.

Recolección de huevos

Además, estos son un alimento muy versátil, ya que pueden ser usados en el desayuno, la comida o la cena. Y pueden ser cocinados de muchas maneras distintas, lo que nos da gran libertad en la cocina.

Recolección de los huevos

Puestos en contexto, no nos demoremos más y comencemos con nuestra guía de recolección de huevos paso a paso:

Recogida

Lo ideal es que al menos una vez al día recojas los huevos de tus gallinas. Si cuentas con un gran número de aves, entonces deberás de recoger los huevos unas dos o tres veces al día.

De este modo, evitaremos que se ensucien de gallinazo, que se agrieten o que se estropeen debido al frío o al calor.

Nuestra recomendación, es que hagas uso de ponederos en tus corrales o gallineros. Gracias a los ponederos tus huevos no se ensuciarán ni romperán y podrás recogerlos en las mejores condiciones. De este modo, evitaremos con la limpieza y la manipulación posibles roturas y/o fracturas de los mismos.

Cesto

Para la recogida de huevos, lo mejor es utilizar un cesto o un pequeño cubo donde puedas depositar los huevos del gallinero. De este modo, evitaremos golpes y fracturas de los mismos.

Cesto de recolección de huevos.

Si utilizas un cubo de plástico, lo mejor es que pongas en el fondo un trozo de tela que evite que los huevos se desplacen con el movimiento. O si lo prefieres, puedes adquirir un cesto de recogida de huevos, estos puedes encontrarlos en tiendas especializadas o en internet.

Limpieza

Si recoges los huevos con la asiduidad que te hemos recomendado más arriba estos no deben de estar muy sucios. Sin embargo, a veces nos encontramos huevos muy sucios, o bien porque se han puesto en el suelo y se han manchado o bien porque hemos tardado más de la cuenta en su recogida.

Si esto ocurre, esos huevos estarán llenos de bacterias y microbios, por lo que deberás de limpiarlos. Para ello, puedes cepillarlos o frotarlos con una esponja suave que no dañe la cáscara. Si tras limpiarlos y pasarlos por agua tibia con la esponja persiste la suciedad, entonces debes desechar el huevo, ya que puede poner en peligro tu salud.

Huevos Manchados de Claro o Yema

Si los huevos están manchados de clara o de yema de huevo es porque el huevo se ha roto, o la cascara está dañada. Si el huevo está roto, por supuesto, no dudes en desecharlo. Ya que el interior del huevo se habrá contaminado con las bacteria del exterior.

Limpieza de huevos

Si la cáscara está únicamente dañada, lo que debemos hacer es lavarlo muy bien con agua tibia, nunca con agua fría. Ya que el agua fría, si está a una temperatura inferior a la del huevo puede hacer que las bacterias penetren dentro del mismo.

Una vez lavados los huevos sécalos de manera suave y almacénalos correctamente. Además, dale prioridad de consumo a estos huevos dañados, ya que son los que antes se echarán a perder.

No los laves por costumbre

Te recomendamos que no adquieras la costumbre de lavar los huevos de manera sistemática. Con el lavado de los mismos, eliminas una parte de su cutícula. Por lo que si decides lavarlos, hazlo únicamente antes de consumirlos no para almacenarlos.

Lava únicamente los huevos dañados como te he indicado en el punto anterior.

Almacenamiento

Almacena tus huevos en huevas limpias y en buen estado. Si además los cubres, estos se conservarán más tiempo fresco y guardarán mejor su sabor. Lo mejor para su almacenamiento es colocarlos con la parte puntiaguda del huevo hacia abajo, de este modo conseguiremos que las yemas queden bien centradas.

Almacenamiento de huevos de gallinas y aves de corral.

Por último, si tienes espacio en la nevera, no dudes en almacenar tu huevos en la misma. La nevera los mantendrá refrigerados y mantendrá su frescor por más tiempo.

Y hasta aquí nuestro post sobre la recolección de huevos, si eres un apasionado de las aves y quieres saber más sobre las mismas, no dudes en pasarte por nuestra revista especializada en avicultura: Planeta Avícola.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

redactor
Planeta Avícola

Las entradas más visitadas