articulo
Planeta Avícola » Cuidados Básicos » Cómo limpiar un gallinero

La limpieza del gallinero es fundamental para garantizar la salud y el bienestar de nuestras aves de corral. Por este motivo, hoy queremos centrar nuestra atención en cómo limpiar un gallinero o corral, para que la suciedad y los parásitos no tengan cabida en el hábitat de tus aves. Comenzamos:

La importancia de la limpieza

La limpieza del gallinero es fundamental para la vida en buenas condiciones de nuestras aves 🐓. Por ello, debemos prestarle la atención que se merece y debemos darle importancia al mismo nivel que a la alimentación y al agua.

Es más, la limpieza y las buenas condiciones del gallinero promoverán la vida en el mismo, mientras que la suciedad y la porquería acumulada atraerá enfermedades y problemas en el mismo.  Siendo una de las causas más comunes en el fracaso de la cría de pollos es la falta de higiene.

Parece por tanto, que la limpieza está más que justificada cuando hablamos de un corral.

La importancia de la higiene y la limpieza en un corral.

Cómo limpiar un gallinero

Ahora que sabemos de la importancia de limpiar un corral y de las consecuencias nefastas o malísimas para nuestras aves, es el momento de centrarnos en cómo limpiar un gallinero:

Higiene en el corral

Cuidar la higiene supone entre otras cosas limpiar a menudo los comederos y los bebederos. Este punto es muy importante, pues nuestros animales se van a alimentar directamente en ellos y si estos no están limpios es muy fácil que cualquier enfermedad afecte al animal y en consecuencia se trasmita al resto de aves.

Además de la limpieza periódica de comederos y de bebederos con un poco de agua y jabón neutro en caso de que fuera necesario, es importante también desinfectarlos de vez en cuando.

De hecho, es interesante mantener el gallinero y el corral en buenas condiciones sin necesidad de hacer grandes limpiezas a fondo. Las grandes limpiezas eliminan todo tipo de gérmenes y bacterias y no todas ellas son necesariamente malas.

Por lo que como te recomiendo más arriba, limpia de manera periódica comederos y bebederos y haz una desinfección de manera puntual, por ejemplo al principio de cada nueva estación.

Limpieza de un gallinero

Por último, no olvides limpiar las camas, los nidos de incubación y el resto del gallinero con regularidad. Como ya te hemos explicado no es necesaria una limpieza a fondo y exhaustiva si no más bien un buen mantenimiento. Garantizando de este modo el buen entorno para los animales 🐣.

Limpieza anual

Al menos una vez al año si es recomendable hacer una limpieza más a fondo. Esto nos va a ayudar con el mantenimiento del mismo durante el resto del año y además, nos va a servir para poder detectar pequeños desperfectos o roturas para ser arreglados.

¿Cuándo es recomendable realizar esta limpieza anual? Pues bajo nuestra recomendación lo mejor es realizar la limpieza en primavera, pues en los meses cálidos es cuando más organismos patógenos vamos a encontrar en el corral. Y por tanto, cuando esta limpieza va a venir mejor para prevenir este aumento descontrolado de los mismos.

Recuerda además, que pese a que te hemos indicado una única limpieza anual. Si en tu corral ha habido un problema de salud entre tus aves 🐔, es recomendable realizar al menos una limpieza extra más hasta comprobar que todo está en orden.

Limpieza anual de un gallinero.

Condiciones para la limpieza

Ya sabemos que si vamos a realizar una única limpieza anual es recomendable hacerla previa al verano. Por ejemplo en los meses de primavera.

Elige para la limpieza un día soleado, cálido y seco y asegúrate de llevar puesta una mascarilla para no inhalar el polvo que levantarás durante la limpieza exhaustiva. Además, para no levantar más polvo del necesario, te recomendamos que vaporices un poco las zonas del suelo y las paredes. De este modo, el polvo que se levantará será más pesado y nos será más fácil realizar las tareas de limpieza.

No olvides retirar todos los equipos: comederos, bebederos, perchas, jaulas, ponederos etcétera. Una vez retirado todo el equipamiento, entonces utiliza una pala para arrancar la suciedad y el gallinazo del suelo 💩. No olvides también limpiar las paredes del corral.

Polvo

Una vez hemos retirado la suciedad más gorda o abundante del suelo y de las paredes es el momento de prestar atención al polvo y a las telas de araña. Para ello limpia cuidadosamente las esquinas y arranca las telarañas, puedes hacerlo o bien con un trapo, o bien con una escoba o cepillo o anudando un trapo a una escoba.

Si no hay corriente ni electricidad en el gallinero puedes usar una fregona y de este modo arrancar y retirar el polvo también de las paredes. Realizando una limpieza mucho más profunda.

Limpieza corral.

Por último y si cuentas con un aspirador potente, puedes aspirar los rincones o las grietas de difícil acceso con un trapo. Pero recuerda, que la aspiradora debe de ser bastante potente, y que debes de limpiar y vaciar al filtro tan pronto este se lleno o la misma empiece a hacer ruidos raros. De lo contrario lo quemarás y romperás la aspiradora. El polvo de los gallineros es muy fino, por lo que presta especial cuidado si finalmente te decides por hacer uso de la aspiradora.

Secado

Una vez terminada la limpieza del gallinero deja las ventanas y las puertas abiertas para que se seque cuanto antes. Ya que no queremos que que aparezcan problemas de humedad en el mismo.

Mientras seca, aprovecha para rastrillear el corral y para sacar toda la basura, maderas y piezas varias que hayamos encontrado durante la limpieza. ¡Ah! Y no las dejes fuera, aléjalas y tíralas lo antes posible pues no queremos que atraigan a roedores 🐁, serpientes 🐍 u otras alimañas.

Por último, desinfecta los comederos, bebederos, perchas y otros materiales del gallinero. ¿Cómo? Te recomendamos con una disolución de 15 mililítros de lejía de cloro en 3.75 litros de agua hirviendo. Y si puedes utiliza esta misma proporción para limpiar otras zonas de tu gallinero que no se vean afectadas corrompidas por la lejía.

Corral y gallinero limpios.

En resumen

Y hasta aquí nuestras recomendaciones sobre cómo limpiar un gallinero. Y es que como ves además de muy importante es sencillo y no te ocupará mucho tiempo.

Si consigues organizarte y realizas un buen mantenimiento del mismo, con una única limpieza al año más a fondo será suficiente y tus gallinas y demás aves de corral lo agradecerán.

Por tanto, no descuides nunca las zonas comunes, ni permitas que se amontone gran cantidad de suciedad o gallinazo dentro del corral.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

redactor
Planeta Avícola

Las entradas más visitadas